Hoy, las andaluzas se levantaron - Lara Santaella
15835
post-template-default,single,single-post,postid-15835,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Hoy, las andaluzas se levantaron

Hoy, 15 de enero de 2019, el popular Juanma Moreno es investido como presidente de la Junta de Andalucía con el apoyo de Vox y Ciudadanos.

Hoy, 15 de enero de 2019, tocó mover el culo que por desgracia muches no movieron el día de las elecciones.

No pensaba poder acudir a la convocatoria de las doce de la mañana, pero saqué un poquito de tiempo para hacer acto de presencia y tirar unas fotos antes de acudir al trabajo que por ahora me da de comer.

La presencia de público era impresionante. La cantidad de banderas, aún más. Banderas feministas, gitanas, LGTB, trans, de sindicatos varios.

Los carteles, claros y concisos. «Andaluzas, levantaos». «Nuestros derechos no se negocian». «Ni un paso atrás». «Te amo, no tu amo». «PP y Cs, sois voxmitivos».

Las voces, todas a una. Ninguna consigna tránsfoba (vamos avanzando, por suerte). El himno de Andalucía, en su versión buena, me sacó lagrimitas.

A lo largo de la tarde y noche, ampliaré este texto y añadiré más fotografías, no sólo de la mañana sino de la convocatoria de las siete de la tarde.

¡Espero veros allí!

Actualización rápida: pese a lo que afirma el ABC de Sevilla, el ambiente no está caldeado. Cuando me fui, el ambiente era pacifico y no se mostraba más que la repugna a lo que puede ser un enorme paso atrás para derechos civiles y sociales. Que no os engañen.

Y llegó la tarde

Tras una jornada laboral bastante interesante, pude salir por piernas (o por autobús) camino de la nueva manifestación. Esta iba a ser en un ambiente mucho más familiar para mí, la zona de Plaza Nueva.

Hice esta fotografía en la puerta del Metro de Puerta Jerez, recién bajada del odioso 3.

Tras un poquito de carrera por la Avenida de la Constitución, llegué a la Plaza donde ya estaba reunida toda la gente, que no era poca, amigas. No éramos pocas, por mucho que nos temiéramos lo contrario. Ni pocos. Peña de todos los géneros, de todas las edades, con una sola convicción.

Nota: vi una pancarta que afirmaba que el feminismo era igualdad efectiva, al contrario que la igualdad de género impulsada desde el Vaticano. Todavía me duele la cabeza de pensar en ello. Les tuve que explicar un par de cositas, y me hizo gracia cuando me dijeron que ellos mismos tenían las ideas confusas. No shit, Sherlock!

Tengo poco más que aportar aquí, salvo que me sentí arropada y protegida por más de una y más de cien. Este tipo de movimiento me hace sentirme un poquito más segura en la ciudad en la que vivo, pese a las últimas noticias poco halagüeñas para mis colectivos en general.

Reconozco que la falta de consignas tránsfobas, la presencia del colectivo feminista en toda su plenitud y las banderas de todos los colores ondeando al viento me dieron un poquito más de esperanza en mi ciudad y su ciudadanía.

No todo está perdido, amigues. No todo está perdido.

Una vez finalizó la concentración, corrió el mensaje de que había autorización para la misma, pero no para manifestarse por las calles. Eso no impidió que un grupo de valientes personas, con el Coño Insumiso a la cabeza, partieran por Sevilla camino de las Setas.

En esta ocasión no me uní, porque iba indocumentada debido a razones que no vienen al caso. ¡Pero pude hacer una pequeña foto!

Ah, se me olvidaba. Antes de cerrar el artículo con una galería de todas las fotografías, os dejé un pequeño vídeo de los muchaches de ATA en plena concentración. Siempre me da alegría escucharlos.

https://twitter.com/lara_santaella/status/1085316784260034562

Lara Santaella
larasantaellafoto@gmail.com

Fotógrafa, escritora, traductora y diseñadora gráfica. Orgullosamente trans. Disponible para sesiones y encargos. ¡Pregúntame lo que quieras sin miedo!

No Comments

Post A Comment