Vuelta a la rutina - Lara Santaella
15679
post-template-default,single,single-post,postid-15679,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Vuelta a la rutina

Ayer dije, y con argumentos razonados, que no había una verdadera razón para que me gustara la Navidad. Y aunque me mantengo en lo que dije, tengo que aportar un pequeñísimo matiz: echaré de menos los días libres.

Por el momento se acabaron los largos días de paseos sin rumbo, cámara en mano, rodeada de gente feliz de una y otra parte del mundo. Se acabó el remolonear en la cama hasta altas horas (aunque nunca lo haga de todas maneras). Se acabaron los desayunos tranquilos con un café y un libro. Ay, eso sí que lo echaré de menos.

Por otro lado tengo que reconocer que, pese a no encontrarme una Fujifilm XT-3 en mi mesa el día de reyes, estas Navidades han sido bastante decentes. Es una suerte que no sea de mentalidad consumista, ¿verdad?

Nuevo año, nueva vida (ahora sí)

Me dije que iba a empezar la dieta allá por diciembre, pero entre compromisos sociales, días fuera de casa, vagueza generalizada y ansiedades varias, no me ha sido del todo posible. Y miradme ahora, ya de vuelta en la cocina cortando pimientos y preparando cosas relativamente sanas para aquello de perder peso.

La verdad es que soy malísima a la hora de cocinar, y no lo niego. Aprendí un par de recetas de mi amiga Akai y ahí me he quedado, cortando las mismas verduras y mezclando las mismas especias de siempre. ¿Aprenderé algún día a cocinar no para otras personas, sino para mí misma? ¡Podría ser otro propósito más de año nuevo que incumplir!

The B side, la primera película del año.

Descubrí de manera casual esta película haciendo una búsqueda básica en Netflix. Es la biografía de Elsa Dorfman, una retratista de gran formato especializada en Polaroid, y desde hoy una de mis ídolos.

«Tengo esta idea equivocada de que mi papel en el universo es el de hacer que los demás se sientan bien».

Una joven chica judía, que llegó a su primera cámara —una Hasselblad— de casualidad. Que vivió de primera mano la revolución de Polaroid, tanto de las de mano como las de gran formato, y que se jubila no porque se canse de hacer fotografías, sino por el cierre de la empresa que fabricaba los carretes. Como ya he dicho, mi ídolo.

Si os gusta la fotografía tanto como a mí, os recomiendo que veáis el documental. Está en Netflix.

Y el recordatorio

El jueves día 10 se inaugura en una exposición colectiva en la Galería Zunino. Participo en esta exposición colectiva. ¿Vendréis a verme? ¡No sólo estaré yo, sino que habrá artistas MUCHO MEJORES!

Descripción de la imagen: una tabla de madera de aspecto ajado, sobre la cual hay un pimiento cortado en rodajas. En el lateral de la tabla aparece el nombre ‘Brígida’ escrito con rotulador.
Lara Santaella
larasantaellafoto@gmail.com

Fotógrafa, escritora, traductora y diseñadora gráfica. Orgullosamente trans. Disponible para sesiones y encargos. ¡Pregúntame lo que quieras sin miedo!

1 Comment
  • Lothh
    Posted at 11:39h, 08 enero Responder

    Hola Lara! No sabía que tenías blog! Quería darte las gracias por tus consejos fotográficos, aprendo mucho contigo. Tb te cuento que mi chica (dietista y muy buena cocinera) autopublicó un libro de recetas sanas y fáciles, así que igual te puede ayudar a incrementar repertorio. Te lo puedes descargar gratis en su web: construyendo salud.com (te saldrá un pop Up para descargarlo). Cuídate guapa!

Post A Comment