Máscaras de muerte - Lara Santaella
15589
post-template-default,single,single-post,postid-15589,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Máscaras de muerte

Os voy a contar un secreto de la comunidad trans. Un secreto tan bien guardado, que la mayoría de personas ajenas a la comunidad piensan lo contrario a lo que nosotras sabemos que es la realidad.

Ninguna mujer trans te va a gritar, hostiar o agredir de ninguna forma porque utilices el género equivocado. El «¿Te atreves a asumir mi género?» sólo es un chiste sin ninguna gracia contado por personas que si bien no tienen por qué ser tránsfobas conscientemente, tienen muchos comportamientos que sí pueden ser tildados de tránsfobos.

Escribo esto como continuación del texto de ayer. Vosotras sabéis que soy mujer. Yo sé que soy mujer. Pero, lamentablemente, mi aspecto es el que es por ahora. Si voy a un bar nuevo, me voy a comer un par de caballeros o muchachos vaya como vaya. Da igual si voy con la carita limpia o con dos kilos de maquillaje, si llevo pintalabios rojo putón como si no, lleve falda o pantalón. En el bar de la esquina de mi casa, me siguen tratando de vecino.

Y voy a reconocer que no siempre hay fuerzas para corregir, para pedir que te traten por lo que eres, por quien eres. No siempre hay fuerzas para salir del armario, porque esto es una salida constante y continua del mismo.

También podría hablar de trabajo. Esa máscara que tienes que ponerte al empezar la jornada laboral porque los clientes pueden ser unos rancios que no entiendan de esas cosas. Ni se prueba, ni se tantea. Mejor poner la tirita antes de caerse.

¿Y por qué no mencionar a esos que te conocen y lo saben todo sobre tu transición y tus cambios y aun así se lo toman a risa? ¿A cachondeo? ¿O sólo te tratan de mujer cuando quieren hacer un chiste?

¿Y si realmente no tengo depresión? ¿Y si, como dice la cita, simplemente estoy rodeada de gilipollas? Si el cielo existiera, las pavas trans lo tendríamos ganao desde el principio.

Ah, siento lo macabro del título. Sólo es uno de mis libros favoritos, y se me ocurrió al ver esa máscara colgada en un pequeño antro acogedor, Shangri-La.

Noche de poesía en Shangri-La

Os presento a Iván Vergara, también conocido como Appu. Este amable muchacho mexicano es el impulsor de la Plataforma PLACA,(Plataforma de Artistas Chilango Andaluces), además del líder de la Editorial Ultramarina Cartonera.

Ayer disfrutamos de una jornada de poesía y performances en Shangri-La, un pequeño local de Miraflores. ¡Yo misma salí a recitar algo propio! Y qué nervios, añado.

Por desgracia, esos mismos nervios me impidieron anotar los nombres de las personas que salen en las fotografías de abajo, y últimamente mi memoria no es lo que era. ¡Otro motivo más para escribir en este diario! Ahora en serio: decidme nombres y actualizo la entrada.

Lo que sí recuerdo es el nombre del grupo chileno con el que terminamos la noche, La Chakra, del que también os dejo foticos. Todo sea por disparar, disparar, disparar.

Una última cosita: tengo un preciosísimo Patreon al que aún nadie se ha apuntado (gr), y un ko-fi donde acepto cafés y donaciones.

Lara Santaella
larasantaellafoto@gmail.com

Fotógrafa, escritora, traductora y diseñadora gráfica. Orgullosamente trans. Disponible para sesiones y encargos. ¡Pregúntame lo que quieras sin miedo!

1 Comment
  • Sasha Galera
    Posted at 09:49h, 05 enero Responder

    La lucha cariño la vamos a tener siempre pues hasta que para la sociedad no seamos perfectos siempre habrá dudas. Pero tu sigue luchando por tus cambios que poco a poco se morderán la lengua y cambiarán su actitud ante tí.

Post A Comment